Rama Roja



Guías Mayores y Rovers (más de 17)

La Rama Roja, le llamamos: “Ruta” y es la continuación de la Rama Verde o “Scouts”. Tomando al hombre joven o mujer aún adolescente, quiere ayudarle a llegar a ser un adulto capaz de “remar él mismo su propia canoa” (B.-P.), consciente de sus deberes, consagrado a servir.

La Rama Roja incluye a todos los guías y scouts a partir de su salida de la Tropa o Compañía, con 16-17 años y se divide en dos etapas de edad:

Etapa piloto: comprende normalmente 2 años, desde la salida de la Tropa/Compañía hasta los 18-19 años. En esta etapa se entrena en el SERVICIO, el cual realiza en equipo durante la etapa piloto, a la vez que comienza a proyectar con su jefe su posible servicio futuro. Es una etapa de “capacitación”, en la que no dejará de vivir la aventura y el compañerismo con sus hermanos scout/guías.

Jefe Rover / Guía Mayor: Una vez finalizada la etapa piloto, el/la joven estará capacitado para comenzar a servir como asistente o jefe en alguna unidad. Como buen scout, sigue su progresión, que lo llevará a realizar su Partida Rover (Scouts) o su Compromiso Guía Mayor (Guías), cuando se comprometerá formalmente a continuar viviendo el ideal scout en su vida adulta.

Algunos aspectos fundamentales

Queriendo ayudar al joven a “conducir su vida”, la Rama Roja le sitúa progresivamente en un marco “adulto”, donde cada uno puede, a la vez, desarrollar su personalidad y participar en equipo en un trabajo común: acción y reflexión.

1. El Equipo

La Patrulla scout era la unidad de juego y de acampada; el Equipo Piloto es la nueva la unidad de trabajo y de servicio. De unos 4-6 pilotos, los equipos dividen su tiempo en formación, aventura y servicio. Los equipos forman parte de un Clan (scouts) o de un Fuego (guías)

2. El Jefe de Clan

La misión del Jefe de Clan es la de preparar a sus Rovers para su vida de hombre, en toda su plenitud y su finalidad cristiana. Debe ser él mismo, pues, un hombre comprometido en la vida, es decir, que tenga una profesión, que ejerza responsabilidades sociales o cívicas, y preferentemente que esté casado, o que tenga su vocación ya determinada hacia la vida laica.

3. El Capellán

Como en la Tropa, la misión del Capellán, sacerdote y educador, es esencial en la vida del Clan. Más concretamente, hace descubrir a los Rovers lo que es una fe adulta y cómo la Ley Scout toma todo su sentido en la edad de hombre. 6. El Consejo de Clan

4. El Servicio

“El Rover no se limita a prepararse para el Servicio, lo practica bajo la forma que ha elegido” (Baden-Powell). Durante el primer año de vida piloto, el Equipo Piloto escoge un servicio de equipo para realizar juntos. Ya en el segundo año, el/la joven Rover empezará a valorar junto con su Jefe de Clan las posibilidades de servicio de forma individual, especialmente de cara a convertirse en jefe de alguna unidad de cualquiera de las tres ramas.

5. La Formación

Baden Powell estableció la progresión como una de las bases del escultismo. El crecimiento continuo es entonces fundamental también en la edad adulta scout. Esta formación es integral, tanto en técnica, como a nivel de formación del carácter y espiritual.

Formación del carácter y espiritual: la Rama Roja ofrece a los Rovers y Guías Mayores un formato de progresión que le ayudará a convertirse en ciudadanos útiles y comprometidos, con una fe fortalecida y una misión apostólica. Esta progresión llevará a los Rovers que lo deseen a confirmar su deseo de vivir el ideal scout en su vida adulta con una ceremonia llamada Partida Rover, y del mismo modo las Guías Mayores en el Compromiso Guía Mayor.

Gracias a la Rama Ruta, el Escultismo, que sin ella estaría truncado, alcanza su plena dimensión humana y alcanza su fin: formar ciudadanos útiles y cristianos que irradien.